Nuevas recetas

Receta del motín de menta de Hugh Acheson

Receta del motín de menta de Hugh Acheson

Ingredientes

Jarabe de rosa simple

  • 1 taza de azucar
  • 1 cucharadita de agua de rosas

Motín de menta

  • 1 1/2 onza de ron blanco Captain Morgan
  • 1/2 onza de jarabe simple de rosas
  • 1 ramita de menta
  • Club soda
  • hielo picado
  • 1 lanza de pepino
  • 1 cucharadita de menta fresca, cortada en trozos
  • 1/2 onza de jugo de limón recién exprimido

Direcciones

Jarabe de rosa simple

Agregue una taza de agua caliente al sufar y revuelva hasta que el sufar se disuelva por completo. Agregue el agua de rosas, enfríe a temperatura ambiente y refrigere el jarabe hasta que esté listo para usar.

Motín de menta

Llena una taza de julepe con hielo picado. Agregue la menta desgarrada. Agregue el ron blanco Captain Morgan, el jugo de limón, el jarabe simple de rosas y luego llénelo con agua carbonatada hasta que la taza esté casi llena. Cubra la taza con un montón de hielo picado y decore con una lanza de pepino. Frota la ramita de menta entre tus palmas para exprimir el aceite natural y decora con el pepino. Sirve con una pajita.


El juez de 'Top Chef', Hugh Acheson, comparte la receta para endulzar el Día de los Caídos

El chef Hugh Acheson, en asociación con Maple de Canadá, compartió una receta de relleno con Fox News, con farro tibio de grano antiguo y verduras frescas (Foto de Rick Kern / WireImage a través de Getty Images)

La cocina del Día de los Caídos generalmente incluye mucha carne, parrilla y. más asado a la parrilla.

Pero si aún desea celebrar el comienzo no oficial del verano, y no tiene los medios ni el deseo de asar a la parrilla, puede optar por un plato más dulce e igualmente satisfactorio.

“Aunque muchos de nosotros todavía estamos en casa, eso no significa que no podamos convertirlo en un Día de los Caídos especial con nuestras familias. Con todo este tiempo extra, podemos celebrar la festividad creando platos deliciosos con ingredientes que muchos de nosotros tenemos en nuestros hogares ”, según el juez de" Top Chef "Hugh Acheson, quien habló con Fox News.

Acheson, en asociación con Maple de Canadá, compartió una receta de relleno con Fox News, con farro tibio de grano antiguo y verduras frescas. La receta hace "uso de especias que la mayoría tiene a mano", junto con un "jarabe de arce canadiense puro favorito personal", dijo Acheson.

Ensalada Farro con Vinagreta de Sirope de Maple Real, Zanahorias, Chícharos, Pimientos Dulces y Menta

La receta hace "uso de especias que la mayoría tiene a mano", junto con un "jarabe de arce canadiense puro favorito personal". (Hugh Acheson)


Receta del motín de menta de Hugh Acheson - Recetas

Si el Día de la Madre se te acercó sigilosamente, tengo algunas soluciones, porque las mamás hacen que el mundo gire. Seamos amables con ellos siempre y especialmente en el Día de la Madre.

Llama a tu mamá. Recuérdele que la aprecia.

Flores. Las flores son una excelente manera de comenzar. No tienen que ser algo que haya recogido de la tapa del pasillo en su tienda de comestibles (pero si lo son, más poder para usted) porque el Día de la Madre está convenientemente ubicado en un clima privilegiado para el cultivo de flores. Pase por su mercado de agricultores o al costado de la carretera en su camino a casa.

Tarjetas hechas a mano. Las tarjetas hechas a mano son una victoria sin importar cómo las mires. Deje que sus hijos pongan algo de piel en el juego (y algún marcador en sus manos) y no pretendamos que su letra es mejor. Cuando terminen juntos en el refrigerador y sus amigos los vean, sus amigos pensarán que sus hijos los hicieron todos.

Cocinar una comida. Lo más probable es que ya tengas mi libro de cocina. Un nuevo giro en el sur, y ya lo has cocinado una vez. Coge su receta favorita y ponte manos a la obra.

Dale un regalo. No lo pensaste, es demasiado tarde para eso. Pero eres un tipo orientado a las soluciones. Esto es lo que debes hacer. Déle algo que aún no esté a la venta (porque en realidad no es necesario que tenga la copia física). ¿Qué no está aún a la venta? Me alegro de que lo hayas preguntado. Mi libro de cocina más nuevo. Se llama The Broad Fork: Recetas para el amplio mundo de frutas y verduras y sale el martes. Puede reservar una copia firmada aquí. El libro es una mirada centrada en vegetales sobre la cocina a través de las estaciones con fotografías de mi buen amigo Rinne Allen, recetas y comentarios ingeniosos de los suyos. Vea la fotografía a continuación para tener una idea de cómo se verá su producto terminado. Sí, se verá exactamente así.


papas alevines con guisantes y bogavante


Por último, si quieres admitir el hecho de que se te olvidó (admirable), crea un proyecto familiar con la creación de un recuerdo. El equipo de TasteBook tiene un proyecto en marcha en este momento en el que básicamente puedes hacer un libro de cocina familiar con las recetas que usas todo el tiempo. Estos son libros de cocina personalizados que son libros de encuadernación de tapa dura. Con un precio justo de $ 35 por un libro de 50 páginas, es un libro de cocina altamente personalizable que le permite agregar sus recetas, fotos y una página de dedicación. Además, puedes elegir tu imagen de portada y titularla tú mismo. Obtenga más información sobre TasteBook aquí.

No está mal por llegar un día tarde. Y si no desea hacer tiempo en el Día de la Madre para elaborar su libro, puede seleccionar el pagaré que se muestra a la derecha.



El chef Hugh Acheson comparte algunas de sus recetas de olla de cocción lenta más sabrosas

Se necesita un gran chef para hacer que las ollas de cocción lenta sean atractivas, pero nos condenados si Hugh Acheson no lo ha hecho. En septiembre nos reunimos con él para charlar sobre la comida sureña, su búsqueda para darle vida a esta cocina, sus raíces oscuras, complicadas pero inspiradoras y, por supuesto, para que se burlen de su nuevo libro de cocina. El chef y la olla de cocción lenta.

Ahora que está en los estantes, estamos desempolvando nuestras olvidadas ollas de cocción lenta (o comprándolas por primera vez) y descubriendo que estos viejos aparatos son la clave para un futuro delicioso y relajante. Con las ingeniosas recetas del chef Acheson, preparará de todo, desde caldos hasta pollos enteros y jaleas en su olla de cocción lenta, todo mientras ahorra dinero, come mejor y tiene tiempo para dedicarse a un nuevo pasatiempo, leer un libro o más. probablemente, desplácese por Instagram una vez más ...

A continuación se muestra una muestra de algunas de nuestras recetas favoritas de El chef y la olla de cocción lenta.

Pho con Chuck y Rib Eye

Reimpreso de The Chef and the Slow Cooker. Derechos de autor de las fotografías © 2017 por Andrew Thomas Lee Reimpreso de The Chef and the Slow Cooker. Copyright © 2017 por Fried Pie, LLC. Fotografías de alimentos (menos sémola) copyright © 2017 de Andrew Thomas Lee. Publicado por Clarkson Potter / Publishers, una huella de Penguin Random House, LLC

Ingredientes:

  • 1,5 q de caldo pho *
  • .5 libras de costilla de res (preferiblemente tapa de costilla)
  • Chuck de la receta de caldo pho, refrigerado y cocido
  • 1 libra de fideos en barra, remojados en agua fría durante 30 minutos y luego escurridos
  • 4 c brotes de soja
  • 1 taza de hojas de menta fresca
  • 1 taza de hojas frescas de cilantro
  • 1 taza de hojas de albahaca fresca
  • 1 cucharadita de aceite de sésamo
  • 2 limones, cortados por la mitad
  • Salsa hoisin al gusto
  • Sriracha al gusto
  1. Vierta el caldo en una olla y caliéntelo justo debajo de hervir, manténgalo a ese fuego.
  2. Al mismo tiempo, llene otra olla grande con 4 litros de agua y déjela hervir.
  3. Cortar finamente el rib eye a contrapelo y dividir las rodajas en 4 porciones.
  4. Deje caer los fideos remojados en el agua hirviendo, déjelos cocinar durante 30 segundos y luego escurra bien. En un bol, mezcla los fideos con el aceite de sésamo. Dejar de lado.
  5. Dividir el rib eye y tirarlo en 4 tazones de sopa. (El caldo caliente cocinará el rib eye y calentará el chuck). Distribuya uniformemente los fideos de arroz, los brotes de soja, la menta, el cilantro y la albahaca sobre la carne. Vierta el caldo caliente (la cantidad que desee), luego termine con un chorrito de media lima sobre cada ración. Sirva con el hoisin y Sriracha al lado.

Caldo Pho *
(Olla de cocción lenta de 6 cuartos o más Rinde aproximadamente 3 cuartos)

Ingredientes:

  • 2 libras de espinillas de res, cortadas en trozos de 2 pulgadas por el carnicero
  • 2 libras de chuletón de res, dejado entero
  • 1 libra de rabo de buey
  • .5 lb de jengibre fresco, sin pelar, cortado en 4 trozos grandes
  • .25 c salsa de pescado
  • 1.5 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada de aceite de canola
  • 1 cucharada de semillas de hinojo
  • .5 cucharadas de clavo de olor entero
  • 4 vainas de anís estrellado
  • 3 cebollas amarillas medianas, sin pelar, cortadas por la mitad
  • 1 pedazo (3 pulgadas) de canela en rama
  • 1 cabeza de ajo sin pelar
  1. Precaliente el horno a 400 grados Fahrenheit y precaliente una olla de cocción lenta a temperatura alta durante al menos 15 minutos.
  2. Mientras se calienta la olla de cocción lenta, coloque una sartén grande de hierro fundido a fuego medio-alto. Agrega el aceite de canola y coloca las cebollas, con la parte cortada hacia abajo, en la sartén. Agrega el jengibre y la cabeza entera de ajo, pasa la sartén al horno y asa la cebolla, el jengibre y el ajo durante 30 minutos, hasta que todo esté bien carbonizado.
  3. Mientras tanto, coloque los rabos de toro, las espinillas y tírelos en una olla grande y agregue agua para cubrir 1 pulgada. Coloque la olla a fuego alto y hierva el líquido. Hierva durante 15 minutos, quitando con frecuencia la espuma que sube a la superficie. Desnatar una vez más y luego escurrir con cuidado los huesos y la carne en un colador grande, desechando el líquido. Transfiera la carne escurrida a la olla de cocción lenta y agregue las verduras carbonizadas junto con la rama de canela, clavo, semillas de hinojo, semillas de cilantro y anís estrellado. Vierta 4 cuartos de galón de agua tibia. Agrega la salsa de pescado y el azúcar. Cubra con la tapa y cocine a fuego alto durante 2 horas.
  4. Destape la olla de cocción lenta y retire la grasa que haya subido a la superficie. Retire el mandril, colóquelo en un plato y póngalo en el frigorífico para que se enfríe (resérvelo para hacer pho con mandril y rib eye). Vuelva a tapar la olla de cocción lenta y cocine el caldo a temperatura alta durante 6 a 8 horas.
  5. Cuela el caldo, desechando todos los sólidos, y bébelo ahora como el delicioso caldo de huesos que es, o úsalo en un par de días para pho. De lo contrario, congélelo hasta por 6 meses.

Sémola

Foto de NRedmond / Getty Images Foto de NRedmond / Getty Images

(El chef Acheson recomienda sémola molida a la piedra en una olla de cocción lenta de 4 o más cuartos para servir de 6 a 8 como acompañamiento)

Ingredientes:

  • 2 tazas de sémola de maíz blanco molida gruesa
  • .5 tazas (½ barra) de mantequilla sin sal, y más para servir
  • Sal kosher y pimienta negra recién molida
  1. Ponga una olla de cocción lenta a fuego lento. Agregue 7 tazas de agua fría a la olla de cocción lenta y vierta la sémola, batiendo para combinar. Agregue la mantequilla, cubra con la tapa y cocine por 2 horas.
  2. Destape la olla, revuelva bien la sémola, vuelva a tapar y cocine, revolviendo de vez en cuando, durante otras 2 horas.
  3. Sazone con sal y pimienta al gusto y sirva con trozos adicionales de mantequilla para que se derrita con la sémola.

Tacos de cerdo a la cerveza

Reimpreso de The Chef and the Slow Cooker. Derechos de autor de las fotografías © 2017 por Andrew Thomas Lee Reimpreso de The Chef and the Slow Cooker. Copyright © 2017 por Fried Pie, LLC. Fotografías de alimentos (menos sémola) copyright © 2017 de Andrew Thomas Lee. Publicado por Clarkson Potter / Publishers, una huella de Penguin Random House, LLC

(Olla de cocción lenta de 7 cuartos de galón o más para 10 a 12)

Ingredientes:

  • 8 libras de paleta de cerdo con hueso
  • 1 lata (6.5 onzas) de pimientos chipotle en salsa adobo
  • 1 lata (12 onzas) de cerveza simple
  • 2 c de queso Cotija desmenuzado
  • 1 taza de manteca de cerdo
  • 3 cucharadas de jugo de limón recién exprimido
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de pimienta negra recién molida
  • 2 cucharaditas de semillas de cilantro tostadas y molidas
  • .5 cucharaditas de canela molida
  • 24 tortillas de maíz blanco
  • 4 limones, cortados en gajos
  • 3 cebollas pequeñas, 1 en cubitos grandes, 2 picadas
  • 2 dientes de ajo, en rodajas finas
  • Aceite de canola
  • Sal kosher
  1. Precaliente una olla de cocción lenta grande a fuego lento durante al menos 20 minutos.
  2. Seque la paleta de cerdo con toallas de papel y sazone muy bien con sal y pimienta. Coloque una sartén grande a fuego medio-alto, agregue el aceite de oliva, y cuando el aceite esté reluciente, agregue la paleta de cerdo y dore durante 5 minutos por lado, hasta que esté dorado. Transfiera la carne de cerdo a la olla de cocción lenta.
  3. Reduzca el fuego a medio y agregue la manteca de cerdo a la sartén. Una vez que se haya derretido, agregue la cebolla picada grande y el ajo cocine por 5 minutos, hasta que se ablande. Agregue esto a la olla de cocción lenta, junto con el cilantro, la canela, el jugo de limón, el chipotle en adobo y la cerveza. Cubra la tapa con la tapa y cocine a fuego lento durante 12 horas mientras bebe las latas restantes de cerveza que venían en su paquete de seis.
  4. Coloque una sartén grande a fuego medio y agregue un toque de aceite de canola. Ase las tortillas, una o dos a la vez, durante unos segundos por lado hasta que estén calientes y tostadas. Mientras procesa las tortillas, apílelas y colóquelas en una bolsa de plástico con cierre para que se mantengan calientes.
  5. Coloque el cerdo estofado en un recipiente para servir y sirva con las tortillas calientes, la cebolla picada, la cotija, las rodajas de lima y cualquier otro aderezo que le guste en un taco. (Nota del autor & # 8217: ¡Somos grandes fanáticos de agregar un poco de salsa picante Cholula!)

Jalea de muscadina

Reimpreso de The Chef and the Slow Cooker. Derechos de autor de las fotografías © 2017 por Andrew Thomas Lee Reimpreso de The Chef and the Slow Cooker. Copyright © 2017 por Fried Pie, LLC. Fotografías de alimentos (menos sémola) copyright © 2017 de Andrew Thomas Lee. Publicado por Clarkson Potter / Publishers, una huella de Penguin Random House, LLC

(El tamaño de la olla de cocción lenta 4 o más cuartos rinde 1 cuarto)

Ingredientes:

  • 1 libra de uvas muscadine (puede hacer lo mismo con uvas Concord u otras uvas locales de su elección).
  • 2 taza de azúcar
  • 2 cucharadas de pectina en polvo
  • 2 cucharaditas de ácido cítrico
  1. Precaliente la olla de cocción lenta a temperatura alta durante al menos 15 minutos.
  2. En un tazón grande, mezcle las uvas, el azúcar y el ácido cítrico. Transfiera la mezcla a la olla de cocción lenta, cubra con la tapa y cocine a fuego alto durante 2 horas.
  3. Vierta el contenido de la olla a través de un colador de malla fina colocado sobre un tazón grande. Con una cuchara, frote las uvas a través del colador hasta que solo queden las semillas y la piel. Deseche las semillas y la piel y devuelva el líquido colado a la olla de cocción lenta. Batir la pectina, tapar y cocinar a fuego alto durante 1 hora.
  4. Retire la mezcla de la olla de cocción lenta y déjela enfriar a temperatura ambiente. Luego empaquételo en frascos y enfríelos en el refrigerador para permitir que la gelatina se asiente, al menos 1 hora. Buscamos que sea fácil de usar con una cuchara, pero que se aferre con fuerza a esa cuchara. Cuando esté listo, haz PB & ampJ.
  5. La gelatina de uva se conservará en la nevera durante unas semanas.

Reimpreso de The Chef and the Slow Cooker. Copyright © 2017 por Fried Pie, LLC. Fotografías de alimentos (menos sémola) copyright © 2017 de Andrew Thomas Lee. Publicado por Clarkson Potter / Publishers, una impresión de Penguin Random House, LLC.


Receta de Pollo Entero con Vinagre, Chalotas, Zanahorias, Pasas y Menta

Debe comenzar este plato la noche antes de que planee servirlo, porque el pollo se cura en seco con sal primero, un método que aprendí al leer libros de cocina, particularmente El libro de cocina de Zuni Café, un maravilloso compendio de recetas escritas por la difunta Judy Rodgers. El curado en seco, debido al simple hecho de que la sal extrae líquido, elimina mucha humedad de la piel y da como resultado una textura maravillosa una vez que el pollo está cocido. Es un gran método y debería probarlo.

Tamaño de la olla de cocción lenta: 6+ cuartos

Direcciones
Tiempo de preparación: salmuera durante la noche
Tiempo de cocción: 3 horas más 20 minutos para terminar.

En un tazón pequeño, combine la sal marina, el pimentón, el cilantro y el hinojo y mezcle bien. Seque el pollo lo más posible con toallas de papel. Espolvorea generosamente la mezcla de condimentos sobre el pollo y luego átalo. Coloque el pollo en una fuente para hornear y enfríelo en el refrigerador durante 8 horas o durante la noche.

Ponga las chalotas en una olla de cocción lenta y agregue el vinagre y el caldo. Agregue el pollo a la olla de cocción lenta, con la pechuga hacia arriba, usando los chalotes como una rejilla improvisada. Cubra la olla con la tapa y cocine a fuego alto durante 2 horas. Luego agregue las zanahorias y las pasas a la olla, vuelva a tapar y cocine por 1 hora más.

Cuando el pollo esté listo (debe alcanzar los 165 ° F en su punto más grueso; verifíquelo con un termómetro para carnes), precaliente el asador a temperatura alta. Transfiera con cuidado el pollo a una sartén para asar, colocándolo con la pechuga hacia arriba y ase en la rejilla más baja durante 10 minutos para que se dore la piel. Retire el pollo del asador y déjelo reposar durante 10 minutos.

Pica finamente una cantidad suficiente de las zanahorias verdes reservadas para hacer 1/4 de taza.

Coloque el pollo en una fuente y coloque las chalotas cocidas, las zanahorias y las pasas a su alrededor. Vierta los jugos restantes de la olla de cocción lenta sobre el pollo como salsa. Adorne con las hojas de menta y zanahoria y sirva.


Guía de comida futbolística de Hugh Acheson

"Es difícil evitar el fútbol de Georgia", bromea el chef Hugh Acheson, quien adoptó Athens, Georgia, como su ciudad natal a mediados de la década de 1990 y saltó a la fama nacional con restaurantes como Five & amp Ten y The National. Pero, ¿quién querría perderse esta oportunidad? Prepararse para el día del juego es su propio deporte en el sur, y en las horas previas al inicio, encontrará deliciosos platos en cualquier estacionamiento cercano, porche delantero o sala de televisión.

"Debido a lo que hago para ganarme la vida, quiero subir un poco la apuesta", dice Acheson sobre sus propias tradiciones culinarias del día del juego. "No se trata solo de perritos calientes y hamburguesas". Su libro de cocina, El chef y la olla de cocción lenta, ofrece formas ingeniosas de usar el práctico electrodoméstico para alimentar a una multitud, por lo que le pedimos a Acheson consejos y algunas recetas para ayudar a crear una mezcla perfecta.

“Vas a ir a un partido y el equipo tiene un plan sobre cómo ganarlo, con suerte. Tú también quieres planificar ”, dice Acheson. "Coloque las piezas en su lugar para que tenga una mañana tranquila". En los días fríos, Acheson sugiere usar dos neveras portátiles: una para comida caliente y otra para fría. “Todo lo que hacen los refrigeradores es aislar a cualquier temperatura que se encuentre en su interior. Si coloca una olla de cocción lenta completa allí, con el caldo caliente listo para usar, mantendrá la temperatura hasta que pueda colocarla en el lugar y enchufarla ". Acheson también sugiere comprar o preparar algunos aperitivos fáciles. “El queso de pimiento casero siempre será clásico, además de muchos encurtidos y muchos bocadillos”, dice. "Querrás una buena extensión, y luego algunos niños calientes para mantenerse calientes. Una barriga llena de bourbon también encaja perfectamente ".

“Si puede encontrar energía o usar un generador, puede usar una olla de cocción lenta para obtener grandes beneficios”, dice Acheson. Piense en los clásicos de carretera como cacahuetes hervidos—Que Acheson prepara con vinagre y una pizca de pimiento rojo— junto con alimentos reconfortantes, como sopas y guisos. "Puedes hacer un estofado de bagre en el lugar simplemente cazando furtivamente el bagre para terminar ”, dice. Simplemente prepare el caldo con anticipación y aborde el toque final en la puerta trasera. Otro favorito es el suyo Sopa de pollo de inspiración tailandesa con chiles, coco y lima. “Podrías traer eso frío y luego recalentarlo en un quemador pequeño, o en una barbacoa, o lo que quieras”, dice. De cualquier manera, los platos calientes son los mejores placeres del público en los juegos de final de temporada. "Si eres el tipo que da sopa caliente y caliente, vas a hacer algunos amigos muy rápido".

Emoción con una barra sin lujos

Para cócteles fáciles, Acheson sugiere mezclar un lote de Negronis con anticipación y servirlos en un termo grande. En cuanto a esa barriga llena de bourbon, Acheson se apega a botellas accesibles y de alta calidad. “A todos nos encanta el Pappy Van Winkle, pero no estoy seguro de que necesite una segunda hipoteca”, se ríe. "Hay otros bourbons geniales: Maker & # 8217s Mark es un clásico claro que & # 8217s siempre es bueno, Old Grand-Dad es genial, y Michter & # 8217s nos encanta en varias formas de whisky".

Los buenos tiempos no terminan con el juego

Después del pitido final, muchos fanáticos regresan a la carpa del portón trasero para esperar a que pase el tráfico o tomar un segundo viento. "Tener las cosas posteriores al juego como casi un segundo plato", dice Acheson. Recomienda empacar sándwiches, como queso pimiento y tomate simple cuando está en temporada, para satisfacer los antojos posteriores al juego. “La gente está agotada. Querrán regenerarse antes de salir y celebrar una victoria, o consolar una derrota ".


En la cocina con: hugh acheson & # 8217s sureña cena


Después de la respuesta del lector a la receta sureña tradicional de la semana pasada con Kevin Gillespie, favorito de Top Chef, Grace y yo no pudimos resistirnos a ofrecerle una comida sureña completa. El menú de esta semana viene del chef Hugh Acheson, con sede en Atenas, Georgia. Tuvimos mucha suerte de que el fotógrafo Rinne Allen se acercara a nosotros para ofrecernos fotografiar toda la festividad, así que no solo tienes tres recetas (para pollo frito, pan de maíz y pasteles de ajedrez), pero tienes fotografías preciosas que te hacen sentir como si estuvieras realmente allí. Hugh transmite tanta familiaridad y entusiasmo por su estilo de comida y el puro placer de comer, espero con ansias que su libro salga el próximo año -Kristina




Acerca de Hugh: Hugh Acheson es el chef / socio de Five & amp Ten, National, Gosford Wine y Empire State South (inauguración en agosto de 2010). Nacido y criado en Ottawa, Canadá, comenzó a cocinar a una edad temprana y decidió convertirla en su carrera después de tomarse mucho tiempo para darse cuenta de que los académicos no eran lo suyo. A los 15 años, comenzó a trabajar en restaurantes después de la escuela y aprendió tanto como pudo. La experiencia de Acheson & # 8217 incluye trabajar con el chef Rob MacDonald, donde aprendió la estilizada cocina francesa, el vino y la etiqueta en el renombrado restaurante Henri Burger en Ottawa. También trabajó en San Francisco como chef de cocina con el chef Mike Fennelly en La Meca, y más tarde como segundo chef con el famoso chef Gary Danko en el restaurante del mismo nombre, donde encontró el amor por lo simple, puro y disciplinado.

¡HAGA CLIC AQUÍ para ver las tres recetas, más fotos hermosas y más sobre Hugh después del salto!

Tomando estas experiencias, Hugh desarrolló un estilo propio forjando la belleza del sur con los sabores de Europa y abriendo el restaurante Five & amp Ten de Atenas, GA, aclamado por la crítica, en marzo de 2000.

Desde 2000, Hugh abrió Gosford Wine en 2004 con el sumiller Ben Giacchino, The National en 2007 con su compañero chef Peter Dale, y abrirá un restaurante con sede en Atlanta, llamado Empire State South en el verano de 2010.

El enfoque fresco de Acheson & # 8217 a la comida sureña le ha valido un gran reconocimiento, incluido el de Mejor chef nuevo de Food & amp Wine (2002), el Restaurante del año AJC (2007), cuatro veces nominado a James Beard como Mejor Chef del Sureste (2007, 2008, 2009, 2010) y 2007 Rising Star de StarChefs.com. El chef Mario Batali eligió a Hugh como uno de los 100 chefs contemporáneos en Phaidon Press & # 8217 Coco: 10 World Leading Master Choose 100 Contemporary Chefs.

Además de administrar dos restaurantes, una tienda de vinos y abrir un nuevo restaurante, Hugh está escribiendo un libro de cocina titulado Un nuevo giro en el sur: la cocina de Hugh Acheson. Este libro será publicado por Clarkson Potter en el otoño de 2011.

Pero eso es para todos fuera de Atenas. Para Atenas es un tipo que es dueño de esos restaurantes, tiene una ceja, una esposa mucho más guapa que él y dos niños pequeños que son la niña de sus ojos.

Para esta cena de verano, en el jardín junto a Rebecca Woods & # 8217 Idea Shack, Hugh y el director de vinos Steven Grubbs combinaron su menú con una selección de Riesling fríos que se adaptaban perfectamente a la calidez (= humedad) de la noche de junio.

Muslos de pollo frito sobre tomates en escabeche guisados

4 muslos de pollo
1 taza de suero de leche
1 cucharadita de sal kosher
Pizca de Cayena
Una pizca de mostaza seca en polvo
1 taza de harina
1 cucharada de mantequilla sin sal
1 cucharada de chalota picada
1 taza de tomates rojos maduros picados
1 taza de tomates verdes en escabeche, picados
1/4 cucharadita de Chile Serrano picado
1 cucharada de menta fresca picada
1 cucharada de perejil flatleaf picado
1 cucharada de caldo de pollo

Coloque el pollo y el suero de leche en una bolsa con cierre hermético y séllela herméticamente. Deje reposar en la nevera de 2 a 24 horas.
Coloque una sartén grande de hierro fundido a fuego medio alto y agregue suficiente manteca para tener una pulgada de profundidad. Lleve la manteca a 325 ° F y manténgala a esa temperatura.
Combine la sal, la pimienta de cayena y la mostaza en polvo en un tazón pequeño y mezcle con un tenedor para combinar. Saque el pollo de la bolsa y colóquelo en un colador sobre el fregadero. Deseche la bolsa y el suero de leche. Coloque el pollo en una sartén y espolvoree uniformemente con la mezcla de sal.
Coloque la harina en una bolsa de papel grande y luego agregue el pollo. Dobla la parte superior de la bolsa y agita bien para cubrir el pollo con la harina. Retire el pollo de la bolsa, sacuda el exceso de harina y colóquelo en una sartén limpia.
Coloque con cuidado el pollo, con la piel hacia abajo, en la manteca caliente. Cocine por diez minutos y luego dé la vuelta y cocine por otros diez minutos, manteniendo la temperatura a 325 ° F tan consistentemente como sea posible. Retire el pollo de la sartén y colóquelo en una rejilla para enfriar para escurrir el exceso de aceite.
Derrita la mantequilla en una sartén de acero inoxidable de tamaño mediano a fuego medio alto. Agregue la chalota y cocine por dos minutos, revolviendo ocasionalmente. Agregue los tomates rojos y los tomates verdes y cocine durante siete minutos. Agrega el chile serrano, la menta, el perejil y el caldo y cocina por otros tres minutos. Alejar del calor.
Coloque 1/2 taza de tomates en cada plato y luego coloque un muslo de pollo en cada pila. Come.

pan de maíz
Para 10-12 porciones

Nota de Hugh: No me gusta el azúcar en mi pan de maíz. Eso es para mariquitas.

2 tazas de harina de maíz blanca
1/2 taza de harina para todo uso
1 cucharadita de polvo para hornear
1 cucharadita de bicarbonato de sodio
1/2 cucharadita de sal kosher
3/4 taza de leche entera
3/4 taza de suero de leche
1 huevo grande
1/4 taza de grasa de tocino
Precaliente el horno a 425 ° F
En un tazón grande, mezcle la harina de maíz, la harina, el polvo de hornear, el bicarbonato de sodio y la sal.
En un recipiente aparte, mezcle la leche, el suero de leche y el huevo. Agregue esta mezcla húmeda al tazón grande con la mezcla seca. Revuelva bien para combinar.
Caliente una sartén de hierro fundido de 10 pulgadas a fuego medio y agregue la grasa de tocino. Cuando la grasa y la sartén estén calientes, agregue la grasa caliente a la masa y revuelva. Agregue la masa a una sartén de hierro fundido y coloque la sartén en el horno. Hornea por 20 minutos.
Retirar del fuego, dejar enfriar en la sartén de hierro fundido. Una vez que se haya enfriado un poco, voltee el pan de maíz sobre una tabla de cortar. Deje enfriar. Cortar en 10-12 rodajas.

Tartas individuales de ajedrez de limón con helado de mora
por Shae Rehmel. Cinco y diez

Con esta receta, puede ser más fácil preparar la masa y el helado con anticipación para asegurarse de que las tartas estén calientes y el helado agradable y frío.

Masa de tarta
3 tazas de harina para todo uso
1 cucharadita de sal
2 barras de mantequilla (cortada en trozos pequeños y fría)
¼- ½ taza de agua helada
8 moldes para tartaletas de cuatro pulgadas

Mezcle la harina y la sal en un bol y reserve. Corta la mantequilla en cubos pequeños y colócala en el frigorífico para que se mantenga fría.
Coloque los ingredientes secos en un procesador de alimentos y coloque la mantequilla encima. Mezcle hasta que la mantequilla tenga el tamaño de un guisante y la mezcla tenga una consistencia de harina de maíz.
Mezcle agua y hielo y luego mida la ½ taza más 1 cucharada. Agregue agua al procesador de alimentos mientras está encendido y deje que la masa se una. Cuando se junten, apague y vacíe en un recipiente. Dar a la masa un par de amasados ​​para unir. Deje reposar durante al menos una hora o haga un día por delante
Extienda la masa en ¼ de pulgada de espesor y corte rondas con un diámetro de 6 pulgadas para sus moldes para tartaletas de 4 pulgadas. Rellenar las conchas con masa, cortar el exceso de los lados y refrigerar durante 15 minutos.
Precaliente el horno a 370 ° F
Corta trozos de papel de aluminio para cubrir cada molde de tartaleta y presiona delicadamente en las cáscaras. Rellene con pesos para hornear o frijoles y colóquelos en la rejilla del medio del horno. Hornea por 10 minutos. Saque las tartaletas, retire el peso de la tarta y el papel de aluminio, hornee por otros 8-10 minutos más, o hasta que los bordes estén dorados y la base de la corteza esté seca.

Relleno
1 ¾ tazas de azúcar
3 cucharadas de ralladura de limón
1 barra de mantequilla (blanda)
Pizca de sal
5 huevos
1/4 taza de jarabe de maíz
1 taza de leche
1 cucharada de harina de maíz
2 cucharadas de harina para todo uso
¼ taza de jugo de limón recién exprimido

Reduzca el fuego en el horno a 330 ° F
En un robot de cocina, muele el azúcar con ralladura de limón.
En un tazón grande bata la mantequilla y la mezcla de azúcar y ralladura de limón hasta que se mezclen bien. Agrega los huevos y el jarabe de maíz. Agrega la leche. Agrega la harina de maíz y la harina. Agrega el jugo de limón
Llene las cáscaras precocidas enfriadas con relleno de limón y hornee en el horno durante 10 minutos. Gire los pasteles y continúe horneando hasta que el relleno esté listo y la parte superior esté ligeramente dorada.

Helado de mora
2 tazas de leche
¾ taza de crema espesa
Pizca de sal
¼ de cada vaina de vainilla
3 yemas de huevo
½ taza + 2 cucharadas de azúcar

En un tazón mediano, bata las yemas de huevo y el azúcar hasta que estén pálidas, aproximadamente uno o dos minutos.
En una cacerola pequeña a fuego medio-bajo, escaldar la leche, la nata, la sal y la vainilla. Retirar del fuego y dejar enfriar ligeramente. Una vez que se haya enfriado un poco, agregue lentamente la mezcla de leche a las yemas rociando el líquido caliente en la mezcla de yema de huevo y azúcar mientras bate. Mezcle todo el líquido tibio y luego vierta la mezcla en una olla a fuego medio. A fuego medio, revuelva la mezcla constantemente hasta que espese para cubrir la cuchara. Una vez espesado, retirar del fuego. Enfriar.
Vierta la mezcla fría en una máquina para hacer helados. Girar y congelar la mezcla de acuerdo con las instrucciones del fabricante de la máquina para hacer helados.

Hacer compota de moras

Compota de moras
½ taza de azúcar
¼ de taza de vino dulce de postre blanco (moscato d'asti)
Pizca de sal
Pizca de canela
3 tazas de moras

En una cacerola pequeña, lleve los primeros 4 ingredientes a fuego lento en la estufa y deje hervir a fuego lento durante 2 minutos. Agregue las moras y deje cocinar mientras revuelve durante 1 min. Apague el fuego y vierta en un recipiente limpio y enfríe.
Doblar en helado hilado.

¡Ponga helado encima en pasteles de ajedrez individuales y disfrútelo!

[Créditos: Comida de Hugh Acheson Maridajes de vino de Steven Grubbs Cerámica de r.wood studio Fotografías de Rinne Allen Diseño de excursión y beautyeveryday]

Por qué Hugh eligió estas recetas:

El menú fue realmente elaborado para combinar con Riesling, que adoramos. Ese día también hacía mucho calor, así que necesitábamos algo bastante refrescante y no demasiado rico. Los muslos de pollo con tomates verdes en escabeche y tomates rojos guisados ​​eran algo realmente destinado al vino. Los nerds del vino siempre piensan en Champagne o Rose con pollo frito, pero los Riesling eran fantásticos. La parte de encurtidos guisados ​​fue una especie de oda a mi búsqueda de verano para cocinar con un montón de encurtidos & # 8230 ¡no es común pero realmente genial! También es una locura de tomate aquí, así que tuvimos que trabajar con ellos de alguna manera. El pan de maíz es un alimento básico de la comida al aire libre y funciona con todo. No es revelador, pero está muy bien para comer. El pastel de ajedrez es un alimento básico. Se cree que es una mala pronunciación de & # 8220Chest Pie & # 8221, como un pastel en el armario de la tarta, es un postre simple e intemporal que puede jugar con muchas guarniciones, en este caso moras.

Para ver la receta de Hugh & # 8217s para rollos de camarones de Georgia de esta cena y más antecedentes sobre el evento, visite beautyeveryday.


El chef Hugh Acheson comparte recetas y pensamientos de "The Broad Fork"

"Eat Your Vegetables" con los chefs Hugh Acheson y Steven Satterfield. 10 a.m. 5 de septiembre en el escenario de comida y cocina del AJC Decatur Book Festival. 101 East Court Square, Decatur, decaturbookfestival.com.

Quizás mejor conocido como el juez de "Top Chef" con una sola ceja, atuendos elegantes e ingenio sardónico, Hugh Acheson es un hombre muy ocupado y cada vez más famoso.

El chef y autor nacido en Canadá y radicado en Athens, Georgia, tiene actualmente cuatro restaurantes en Georgia: Five & Ten y el National en Athens, Empire State South en Atlanta y Florence en Savannah. Y está a punto de abrir una cafetería, Spiller Park, en el nuevo Ponce City Market de Atlanta.

Pero lejos de todo ese chef estrella y ostentación televisiva, Acheson tiene esposa y dos hijos pequeños, y el tipo de vida doméstica cotidiana que conlleva vivir en una ciudad universitaria sureña relativamente pequeña, aunque musicalmente famosa.

Como dice en su nuevo libro de cocina centrado en vegetales, "The Broad Fork" (Clarkson / Potter, $ 35), "No soy perfecto. If you come into my kitchen you will find many things that you might not expect: Jif peanut butter, mass-production bread, sliced American cheese, pancake mix, forgotten cheap condiments, juice boxes, and store-bought mayo.”

In other words, at home Acheson is just like any other cool dad, making pancakes and peanut butter sandwiches with his kids, while worrying about what his family is eating and how many juice boxes are piling up in the landfill.

All that goes into the reassuring premise of “The Broad Fork,” a delightfully written, thoroughly useful book that Acheson promises is “not a manual to a vegetarian lifestyle, but rather a compendium of seasonal recipes to bring vegetables to the center of your plate.”

Acheson, whose first stab at writing, “New Turn in the South” (Clarkson/Potter, $35), won a 2012 James Beard Foundation best cookbook award, will be at the AJC Decatur Book Festival on Sept. 5.

Earlier this summer, we sat down at Empire State South, where Acheson talked about “The Broad Fork” and the reason he wrote it.

Q: It is impressive that no ghost writers were harmed in the making of any of your cookbooks. But in this one in particular your voice as a writer really comes through.

A: Well, my voice is hard to duplicate. Francis Lam, who is a great food writer, took over as my editor on this one, and he was just fantastic. He's so smart. And he has a way of keeping my voice but adding to it and fixing stuff that's nonsensical.

Q: What makes this book different?

A: There have been plenty of seasonal vegetable books. But hopefully the recipes in this one are a jumping-off place to allow people to experience different styles of food and different techniques. It's not overly fastidious or fussy food. It's not expensive food. It's just doable, good food. It's the way I cook at home.

Q: So each section starts with a particular vegetable or fruit and then …

A: And then there are four or five ways to use it. Maybe a salad or a side dish, and then a main dish, which is a more involved recipe, and maybe a dessert.

Q: You picked melons to feature in late summer. What about the recipes in that section?

A: It's a good one because it starts with a beverage, and then it goes to a salad, and a cold soup, and finally a main course with catfish. It really shows the flexibility of something that people think is just meant to be chopped up and eaten raw.

Q: How would you sum up the message of this book and what motivated you to write it?

A: It's an encouragement to get people cooking from scratch again. Why do we do that in this day and age and why is it more vegetable-driven than ever? Well, part of it is because I'm a businessman and protein costs have gone up exponentially. That's why you no longer see a 12-ounce steak on a menu at a place that's not a steakhouse.

But more than that, there’s this panoply of vegetables around that are way more interesting. That kind of food has a beauty and a seasonality that we need to celebrate. We take food for granted a lot of the time when we shop out of season. When you understand that melon is in season at a certain time in Georgia, when it’s warm to the touch and fragrant and just oozing with flavor, that’s how we get people to eat better.

These recipes and introductions are from the new Hugh Acheson cookbook, “The Broad Fork,” which is all about cooking with vegetables and fruits in all four seasons. In the summer section on melons, Acheson writes, “The wonder about melons is that many parts of the country have them, but you may have to find that lonesome highway with the pickup truck by the side of the road selling them.”

Agua frescas are the fruit waters of Spain, Portugal, South and Central America, and the Caribbean. They are very popular in my house because they are a drink that we can all imbibe, regardless of age. Simple, refreshing, and utterly seasonal, these straightforward beverages make everybody happy.

1 tablespoon grated lime zest

1 cup freshly squeezed lime juice

Cut a small disc from the top and bottom of the melon, at the poles. Place the melon, with one of the cut sides down, on a cutting board and, using a sharp knife, cut away the skin by following the shape of the melon. When all the skin has been removed, cut the melon in half, scoop out the seeds and discard them, and cut the melon into 1-inch chunks. Combine the melon, sugar, lime zest and juice, honey, and 2 cups of water in a blender and puree on high speed until smooth. (Work in batches if it all doesn’t fit in the blender comfortably.) Pour the agua fresca into a pitcher and fill it with ice.

Per 1-cup serving: 89 calories (percent of calories from fat, 1), trace protein, 23 grams carbohydrates, 1 gram fiber, trace fat (no saturated fat), no cholesterol, 8 milligrams sodium.

Cantaloupe and Mint Soup With Crab and Curry Oil

Sweet crab, sweet melon, the punch of mint, and the spice overtones of curry oil make this a great chilled summer soup.

1 tablespoon curry powder

2 tablespoons champagne vinegar

2 teaspoons fresh mint leaves

1 pound jumbo lump crab meat, picked over for cartilage and shells

Cut a small disc from the top and bottom of the melon, at the poles. Place the melon, with one of the cut sides down, on a cutting board and, using a sharp knife, cut away the skin by following the shape of the melon. When all the skin has been removed, cut the melon in half, scoop out the seeds and discard them, and cut the melon into 1-inch chunks. Dejar de lado.

In a small saucepan, warm the curry powder with the olive oil over medium heat for 5 minutes, whisking to thoroughly combine. Remove the pan from the heat and allow the mixture to cool to room temperature.

In a blender, combine the cantaloupe, yogurt, champagne vinegar, sea salt to taste, half the mint leaves, and ½ cup of water. Puree until the soup is smooth. (Work in batches if it all doesn’t fit in the blender comfortably.) Adjust the seasoning with salt if needed, and the consistency with more water if needed.

Pour the soup into 6 bowls and divide the crab among the bowls, placing it in the middle of each. Garnish with the remaining mint leaves and a drizzle of the curry oil.

Per serving: 195 calories (percent of calories from fat, 48), 16 grams protein, 10 grams carbohydrates, 1 gram fiber, 11 grams fat (2 grams saturated), 60 milligrams cholesterol, 265 milligrams sodium.

Cantaloupe With Prosciutto, Purslane and Vidalia Onion Vinaigrette

This is a classic, done a little differently from the usual. It takes the bright sweetness of the melon and the rich saltiness of prosciutto, and matches them with earthy caramelized Vidalia onions and the sour punch of purslane. Purslane is a succulent. It grows like wildfire, so it’s one of those things that we should probably enjoy eating. Me encanta. It’s refreshingly sour and chewy without being tough. If you have leftover vinaigrette, no biggie. Use it in a salad.

1 tablespoon unsalted butter

2 tablespoons cider vinegar

½ pound very thinly sliced prosciutto

¼ pound purslane leaves and stems

Slice the onion in half, lengthwise, and then cut each half into ½-inch-wide wedges. Melt the butter in a large sauté pan over medium heat, and add the onions. Cook for 10 minutes on each side, until a rich brown. Season the onions with salt to taste and transfer half of the onions to a blender reserve the other half.

Add the mustard and vinegar to the blender, and puree. With the blender running, slowly add the olive oil to emulsify the vinaigrette. Season with a pinch of salt.

Cut a small disc from the top and bottom of the cantaloupe, at the poles. Place the melon, one of the cut sides down, on a cutting board and, using a sharp knife, cut away the skin by following the shape of the melon. When all the skin has been removed, cut the melon in half, save one half for another use, and scoop out the seeds from the other half and discard them. Place the seeded melon scooped side down on a cutting board and slice it into very thin half-moons.

Arrange the prosciutto on a platter and lay out the melon slices as well. Find your inner food stylist and make it pretty, but don’t turn it into some meticulous exercise.

Place the purslane and the reserved caramelized onion wedges in a bowl, and add 1 tablespoon of the vinaigrette. Toss well. Arrange the purslane and onions over the prosciutto, and then spoon vinaigrette to your liking around the platter.

Per serving, using half the vinaigrette: 310 calories (percent of calories from fat, 58), 18 grams protein, 15 grams carbohydrates, 2 grams fiber, 20 grams fat (4 grams saturated), 44 milligrams cholesterol, 1,566 milligrams sodium.

Sautéed Catfish With Cantaloupe, Lime and Cilantro Salsa

Catfish is one of those things: Buy it American. I know that I sound like a broken record imploring you to support your community, but this one is important. The amount of catfish flooding into our markets from Asia is having a devastating impact on U.S. producers. And I will also go on record with this: Our catfish is a lot better.

The trick to cooking fish on the stove is that it must be pretty dry and your pan has to be really hot when you add it this way, the fish will not be prone to sticking. And give it time to crisp up properly.

½ cup finely minced cantaloupe

1 fresh red Fresno chile, thinly sliced on the bias

½ cup minced fresh cilantro leaves

1 tablespoon freshly squeezed lime juice

4 catfish fillets (5 to 6 ounces each), trimmed of any connective tissue

3 tablespoons all-purpose flour

1 tablespoon unsalted butter

Place the cantaloupe, chile, minced cilantro, 1 tablespoon of the olive oil, the lime juice, and kosher salt to taste in a small bowl. Mix well and set aside.

Pat the catfish dry with paper towels and season all over with kosher salt. Dredge the catfish fillets in the flour, shaking off any excess. Place a large skillet over medium-high heat and add the remaining 2 tablespoons olive oil. When the oil is shimmery-hot, place the catfish in the pan and cook for 5 minutes on one side. Then add the butter, let it foam, and baste the fillets with it, using a spoon. Turn the fillets over and continue cooking the catfish until just done, about 3 minutes, depending on how thick the fillets are. Catfish should be cooked through but still be very moist.

Transfer the fish to individual plates, and top them with the cantaloupe salsa. Garnish with the cilantro sprigs, and serve.

Per serving: 291 calories (percent of calories from fat, 54), 25 grams protein, 9 grams carbohydrates, 1 gram fiber, 12 grams fat (4 grams saturated), 90 milligrams cholesterol, 72 milligrams sodium.


Fava Beans with Mint, Prosciutto, Parmigiano-Reggiano and Brown Butter Vinaigrette

-Recipe courtesy of Hugh Acheson

  • 2 cups shelled fava beans, blanched for 1 minute and then peeled
  • 1/2 cup fresh mint leaves
  • 1 cup arugula leaves
  • 8 tablespoons Brown Butter Vinaigrette (recipe follows)
  • Sal kosher y pimienta negra recién molida
  • 8 thin slices of prosciutto (about 1 ounce each)
  • 1/4 pound of Parmigiano Reggiano, shaved with a peeler to thin strips

Combine the fava beans, mint and arugula in a medium bowl and dress with a tablespoon of the vinaigrette. Condimentar con sal y pimienta.

Place 1 slice of prosciutto on four plates. Divide the favas equally among the plates, then arrange shavings of cheese over each and top with another slice of prosciutto. Drizzle each plate with 1 teaspoon of the remaining vinaigrette.


Chef Hugh Acheson Super Bowl Wings & Cocktails

Enhance your game with these rum-infused recipes created by Hugh Acheson specifically for the Super Bowl.

Captain Morgan Original Spiced Rum Glazed Wings, Garlic Buttermilk Dressing, & Scallions

· 3 pounds chicken wings
· 1 cup Captain Morgan® Original Spiced Rum
· ½ cup sherry vinegar
· 1 tablespoon sea salt
· 1 tablespoon peanut oil
· ½ teaspoon chili flake
· 1 teaspoon corn starch
· 1 tablespoon warm water
· 3 tablespoons butter, cold
· 1 cup mayonnaise
· ½ cup buttermilk
· 1 lemon
· ½ shallot, peeled and minced
· 1 garlic clove, peeled and minced
· 2 tablespoons carrot fronds, finely chopped
· 3 tablespoon scallions, sliced very thin on a strong angle
· 1 bunch of baby carrots

Preheat the oven to 425°F. Heat a large cast-iron skillet in the oven for 5 to 10 minutes.

Rinse and pat the wings dry with paper towels, then separate the wings from the drumsticks and discard the tips. In a large mixing bowl, dress the wings with the sea salt and peanut oil. Add them to the cast-iron pan in 1 layer to assure even cooking and roast the wings for 20 minutes. Turn each wing and continue roasting for an additional 15 – 20 minutes.

For the glaze, add the Captain Morgan® Original Spiced Rum to a small saucepot and reduce over medium heat, about 10 minutes or until the liquid is reduce by half. In a small bowl, combine the cornstarch with the warm water and set it aside. Add the sherry vinegar and the chili flake to the rum and continue to cook for 5 minutes. Reduce the heat to low. Add the cornstarch slurry and stir the glaze until it becomes thick. Remove the glaze from the heat and add the cold butter, 1 tablespoon at a time, stirring until it is completely incorporated. Set the glaze aside for later use.

For the dressing, in a small mixing bowl, combine the mayo, buttermilk, and the zest and juice from 1 lemon. Mix together with a whisk until smooth and incorporated. Next add the shallot, garlic, carrot fronds and 1 tablespoon of the sliced scallions. Mix until combined and reserve.

To finish the wings, turn the oven to broil and crisp each side of the wing for about 1 to 2 minutes per side. Take them out of the oven and place them onto a plate lined with a paper towel to drain off any rendered fat. Place the wings in a mixing bowl and add the reserved glaze. Toss the wings in the glaze to thoroughly coat each one.

To plate, sprinkle the wings with the remaining scallions and serve them with a bowl of the dressing and the carrots.

· 1 oz. Captain Morgan® Original Spiced Rum
· ½ oz. Pimm’s No.1® Liqueur
· ¾ oz. Orange Syrup (recipe follows)
· 1 oz. lime juice
· 2 dashes aromatic Bitters
· Ginger beer

Combine Captain Morgan® Original Spiced Rum, Pimm’s, orange syrup, lime juice, and bitters in a cocktail shaker and shake with ice. Fine strain into a Collins glass over fresh ice. Top the drink with a splash of ginger beer, and stir gently to combine. Garnish with fresh orange slices.

Orange Syrup (makes ½ cup)

Remove the zest from the oranges with a vegetable peeler, trying not to get too much of the pith. Reserve the peels and juice the fruit. The desired yield is one cup of juice.

In a small saucepot, heat the orange juice over medium heat and reduce the liquid by half. Add the sugar and reserved orange peels to the pot, stirring to dissolve the sugar. Cook for five minutes. Remove the syrup from the heat and allow the peel to steep for about 8 to 10 minutes, checking in to make sure it doesn’t become bitter.

Strain the peels from the syrup and set it aside both the peels and the syrup to cool.

GRIDIRON GROG (serves 2)

· 1 oz. Captain Morgan® Original Spiced Rum
· 1 oz. Bulleit® Bourbon
· 1 oz. Olorosso Sherry
· 1 oz. Clove and Vanilla Syrup (recipe follows)
· 7 oz. hot ounce water
· 2 strips of orange zest
· 2 Meyer lemon rounds, 1/8 inch thick, seeds removed

Rinse a small thermos with warm water and then dump out the water. Into the thermos pour the Captain Morgan Original Spiced Rum, Bulleit Bourbon, Sherry, and Clove and Vanilla Syrup. Revuelve para combinar. Top with hot water. Gently stir. Cap until ready to serve.

Pour the Grog into two small 6 to 8 ounce mugs and garnish each with a strip of orange zest and a round of meyer lemon that is gently squeezed over the top to release a little acid. Bebida.

Clove and Vanilla Syrup

· 2 tablespoons whole cloves
· 1 ¼ cup water
· ½ Vanilla bean, scrapped of its seeds
· 1 cup sugar

In a small saucepot, bring the water, cloves, vanilla bean and seeds to a boil. Reduce the heat to a simmer for about 10 minutes and then add the sugar and stir to dissolve. Remove from the heat and allow the vanilla and cloves to steep in the syrup for about five minutes before straining.